Realmente ¿es necesaria la suplementación?

Año 2016, nuestro ritmo de vida, nos impide tener el tiempo necesario para poder cocinar y hacer una compra saludable, prepararse unas lentejas como las de la abuela ya se ha vuelto casi una misión imposible, los horarios de trabajo hacen que las personas no lleven unos horarios de comidas adecuados, incluso llegando a saltarse varias comidas al día, almuerzos y meriendas se han convertido en ingestas de alto contenido calórico y bajo valor nutricional, o bajo contenido calorico y bajo valor nutricional, el estrés nos ocasiona un desgaste más rápido y con ello aumentan nuestras necesidades en vitaminas y minerales,  comemos sin masticar suficiente los alimentos, salimos corriendo para entrar de nuevo a trabajar lo que nos impide hacer digestiones correctas y en busca de un cuerpo fitness nos apuntamos al gimnasio, lo que todavía aumenta más las carencias convirtiéndose en un arma de doble filo nutricional y al no obtener los resultados deseados nos desanimamos y volvemos a nuestra vida sedentaria poniendo cientos de excusas tipo….es que no tengo tiempo…es que mi familia…es que soy madre/padre hace poco…es que cuidarse es tan difícil….es que es caro cuidarse…es que tampoco es importante…etc etc etc

Muchas personas cuando vienen a hacerse su estudio de hábitos alimenticios a mi centro u online suelen decirme: “pero si yo como de todo está bien ¿no?”

Veamos, voy a apoyarme en las recomendaciones básicas que la universidad de Harvard  expone en su famosa piramide nutricional de los alimentos:

  • Hacer 30 healthy-eating-pyramid-700-link-e1402838568546minutos mínimo de ejercicio al día
  • Estar dentro de nuestro peso y % grasa correcto
  • Comer 4-6 veces por día (dependiendo las horas que tengamos que estar despiertos)
  • Beber 35 ml/kg de agua
  • 5-7 Porciones de frutas, verduras, hortalizas
  • Tomar cereal integral según grado de actividad física.
  • Aceite de oliva o de semillas
  • Proteínas máximo cada 3 horas, de las cuales el 30-50% sean de origen vegetal.
  • Carnes rojas 1 vez a la semana.
  • Lácteos 1-2 al día como máximo.
  • Alta Restricción en harinas refinadas, bollerías, carnes preparadas, mantequillas, dulces, etc.
  • Uso de suplementos para aportar las posibles carencias de derivadas de nuestra alimentación y antioxidantes.

Como ya habrás detectado en tu día a día el mayor problema nos lo encontramos en los propios alimentos, ¡ya no son  como los de antes!. Frutas, verduras y hortalizas no tienen sabor, cada día necesitas más cantidad de comida para sentirnos saciados, tenemos apetito durante todo el día, nos encontramos alimentos de origen kilométrico, hay estudios en alimentos que en 10 años han perdido hasta un 86% de sus nutrientes, frutas, verduras y hortalizas recolectadas verdes y maduradas en cámaras, pollos y carnes hormonados, inflados artificialmente con agua y sal, cada día mayor presencia de alimentos refinados y procesados, cientos de restaurantes con una estética y diseño de premio pero de dudosa calidad en los alimentos y así un largo etc.

Y me dirás si jose pero siempre se puede comer biológico, estoy totalmente de acuerdo contigo pero ¿cuantas personas pueden gastarse 5 € en 3 tomates o 7 € en un pollo, por poner un ejemplo? ¿Cuantas personas tienen los conocimientos para elaborarse comidas bio, macrobioticas, uso de semillas y proteínas vegetales y todo esto sin carencias?

Yo llevo más de 10 años en los que comencé a incluir suplementos nutricionales como complemento de mi alimentación (que por cierto es muy saludable) y esto me ha ayudado a simplificar y asesgurar el aporte de nutrientes en nutrición diaria. ¿Tu necesitas algún suplemento? Eso es decisión propia, pero si puede ayudarte te dejo algunas preguntas que puedes hacerte para tomar la decisión más adecuada para tí:

¿Se lo que son las proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, fitonutrientes, oligoelementos? Si es que no ¿entonces como puedes saber si le estás dando todo lo que necesitas? ¿Hago 5 comidas equilibradas en nutrientes al día, masticando bien los alimentos y haciendo buenas digestiones? ¿Tomo de 5-7 porciones de frutas, verduras, hortalizas de temporada al día? Si es que no tal vez tengas alguna carencia de alguna vitamina o fibra. ¿Conoces la procedencia de esas frutas y verduras? ¿Tomo 2-4 raciones de pescado rico en Omega 3 a la semana? ¿Tengo la vitalidad y energía que me gustaría durante todo el día? O por el contrario tengo sueño, bajones, cansancio, etc  ¿Se me cae el cabello frecuentemente o se me rompen las uñas? ¿Tengo malas digestiones? ¿Mi trabajo me obliga a saltarme comidas? ¿Tengo hambre y ganas de picar entre horas? ¿Como deprisa y no descanso 10 minutos?

Estas son algunas de las preguntas que pueden ayudarte a decidir si necesitas reeducar tus hábitos alimenticios e incluir suplementos en tu día a día. Si decides hacerlo apóyate y busca asesoramiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s